Al lío .... (FORO CHAT)

Escrito por Cinta, domingo, 12 de junio de 2022, 22:48 (16 dias hace...) @ L.M

Como os dije, conseguí unas entradas para Sevilla cuando ampliaron aforo, para mí algo inesperado a estas alturas, ya que fuí incapaz de conseguirlas cuando pusieron a la venta las 70.000 de hace dos años, tal era el colapso que había.
No me gustó que empezara el concierto con tanto retraso, bien es verdad que debido al calor la gente de Sevilla llegó con el tiempo justo y hubo retenciones.
Se notaba en el ambiente que la gente se impacientaba. Pero no llegó la sangre al río, en cuanto sale el artista se nos olvida todo lo demás. El mar de cabezas era impresionante, de verdad, impresiona ver a tantos miles de personas.
Empezó el concierto con unas imágenes, supongo que preparadas, de Manuel saliendo de camerinos haciendo piña con sus músicos, de fondo sonaba a piano la melodía de una sevillana de Pascual González, un autor fallecido hace unos meses, miembro de Cantores de Híspalis. La sevillana en cuestión era "Por la bahía", dedicada a Huelva.
Salió Manuel y se colocó en el extremo de la pasarela al piano, dedicando una canción a Sevilla, no sé si es nueva o no, perdonadme. Por supuesto ya desde ahí el público, que estaba en el bolsillo del artista, cayó rendido a sus pies.
Se mete pa dentro y empieza la intro habitual de todos los conciertos. La calidad del sonido bastante aceptable, ya se sabe que estos recintos no ayudan. El espectáculo de luces, cámaras, sonido etc. de la gira es increíble, te puede gustar o no su música, pero es sencillamente espectacular, yo diría sobrecogedor, ayer además hubo fuegos artificiales.
Lo siento, me dió una pereza increíble inflar el globito rojo, estaba fundida de calor.
"Hay que vivir el momento" es un comienzo genial, optimista, alegre. Al dirigirse al público Manuel se emocionó por primera vez, y fueron unas pocas.
Estuvimos casi todo el tiempo de pie, ya que es un concierto muy enérgico, no hay apenas canciones lentas.
Fue desgranando el repertorio que conocemos, invitó a Raimundo Amador a cantar una canción, no veáis cómo toca la guitarra, qué manera de mover los dedos.
Me fijé especialmente en "No dejes de soñar", Manuel se dirigió de nuevo lentamente al fondo de la pasarela andando tranquilamente, cantando a la gente que allí se agolpaba, mirándolos directamente. Todo muy bonito con las luces de los móviles, como siempre.
En "Yo quiero vivir" incluyó a unos músicos tocando unos tambores sordos, batucadas, creo que se llaman.
Cuando cantó "Prisión esperanza" subió a su pequeña hija al escenario, con una ristra de globos que soltaron al aire, la niña ha crecido muchísimo.
La gente enchufadísima, tengo que reconocer que lo del público de Sevilla con Manuel es especial, ya os digo, todo el concierto de pie.
Y una vez más, volví a recordar el camino recorrido en estos 20 años, el suyo y el nuestro. Y me vinieron a la cabeza una serie de recitos en los que había visto cantar a Manuel en los primeros años de su carrera, con la misma entrega por supuesto, pero no tan bien acompañado. Y es emocionante ver hasta donde hemos llegado, él y nosotros que aquí seguimos.

Respecto a algunos comentarios negativos en twitter, yo también los he leído, pero sinceramente, me resbalan ya que se ven muy claras sus intenciones y, francamente, no tienen credibilidad ninguna. Y además son cuatro gatos.
Voy a obviar el "lado oscuro" de este tipo de acontecimientos multitudinarios, me quedo con lo bueno, que fue casi todo.
Y ya esperando con impaciencia el próximo disco, la próxima gira, me apetece escuchar canciones nuevas y ver con qué nos sorprende el jefe. La cosa promete.

Abrazos chicas/os.


Hilo completo:

 RSS Feed de este hilo

powered by my little forum